Marruecos es un país maravilloso, poco peligroso y que está más que acostumbrado al turismo. Sin embargo, es un país en desarrollo y hay ciertos consejos para viajar a Marruecos que te pueden ayudar a que tu próximo viaje a este destino sea más ameno y agradable.

Moneda

El primero de los consejos para viajar a Marruecos que debes saber es que la moneda oficial se llama dirham. A día de hoy – mayo 2018 – 1 EUR equivale a 11.14 dirhams y $1 USD a 9.40 dirhams.

Al menos que te tomes la molestia de cambiar el dinero en las casas de cambio oficiales, el cambio habitual que te harán en cualquier parte será equivalente a 10 dirhams por euro o 9 dirhams por dólar.

Es decir, en la mayoría de los sitios en Marruecos te aceptarán dólares o euros, pero el cambio siempre será a su favor.

Los sitios oficiales para cambiar de divisa siempre serán en el aeropuerto, sucursales de banco o en las casas de cambio colocadas en los puertos importantes como el de Tánger.

El resto de casas de cambio no oficiales darán un cambio muy malo y no convienen.

La mayoría de los establecimientos no permiten pagar con tarjeta. Al menos que sean hoteles o restaurantes grandes o conocidos, no se podrá pagar con tarjeta casi en ningún sitio y, en los pocos sitios que las aceptan, requieren una compra mínima de arriba de $10 dólares.

Dirhams

Dirhams


¿Cuándo es mejor para viajar a Marruecos?

Marruecos no es un país muy frío que digamos. Dependiendo la época del año en la que vayas o las ciudades que visites, será el clima pero suele ser bastante estable durante la mayor parte del año.

No obstante, yo fui en semana santa y, camino al desierto, ¡nos tocó una tormenta de nieve!, si quieres leer sobre mi experiencia, te recomiendo que leas Crónica de un viaje a Marruecos.

Viajar a Marrakech en verano, sinceramente puede resultar abrumador y agobiante. Si no estás acostumbrado a altas temperaturas, seguro estarás con la lengua de fuera, sudando como loco y queriendo estar en el hotel con aire acondicionado.

En esta ciudad y los alrededores, las temperaturas en el día pueden sobrepasar los 40º C.

Sin embargo, en invierno puedes encontrar temperaturas bastante más soportables. Con un suéter para usar por las noches pero sin nada durante el día, será más que suficiente para soportar sus temperaturas invernales.

En resumen, el segundo de los consejos para viajar a Marruecos es que las mejores épocas para viajar a este hermoso país es en otoño, invierno y primavera. En verano, el calor será demasiado, al menos para mí.


Regateo

Regatear es parte de la vida y la cultura marroquí y de otros países de África y Asia, por lo que prácticamente todo se puede regatear – y se espera que así sea –.

Si se hace adecuadamente, regatear resulta interesante e incluso divertido. Si te interesa saber más sobre cómo convertirte en un regateador profesional, te recomiendo que leas Cómo regatear en Marruecos.

Regateando en Marruecos

Regateando en Marruecos


Comer y beber

La comida marroquí es una locura. Prácticamente comí de todo y no hubo ni una sola cosa que no me haya gustado.

A pesar de que las condiciones higiénicas para manipular los alimentos no son un ejemplo a seguir, es importante que no se torturen con esto porque si no, no van disfrutar del viaje.

Los desayunos son la parte más rica de la comida. En los hostales, Riads y hoteles, suelen poner, como mínimo, café, dulces árabes, pan con mantequilla, fruta, jugos de frutas, entre otras cosas.

Después de su viaje a Marruecos, no querrán saber más del cuscús y del tajine, ambos platos típicos y deliciosos que se sirven en cada esquina a precio de risa.

Sin embargo, hay ciertas precauciones que deben tener. Principalmente el NO beber agua del grifo. Beber agua del grifo en Marruecos puede arruinar por completo tus vacaciones.

Toda, absolutamente toda el agua que beban, debe ser comprada en botella. Es incluso aconsejable que eviten ponerle hielo a sus bebidas si no confían 100% de la procedencia del hielo.

Si está hecho con agua del grifo, será lo mismo que si  hubieran bebido de ahí y las múltiples enfermedades que pueden adquirir serán casi inevitables.

Cuscús

Cuscús


Contrata un seguro de viajes

Marruecos es un país en desarrollo. Su sistema de carreteras es muy malo, en general, y las infraestructuras sanitarias resultan todavía muy precarias.

En caso de que llegaras a necesitar utilizar los servicios de alguna clínica privada, seguro supondrá un importante coste y un golpe bajo en tu presupuesto viajero.

Además del aspecto sanitario, viajar al extranjero – no sólo a Marruecos –, puede suponer un riesgo en muchos sentidos. Desde percances costosos, pérdida o robo de equipaje, repatriación de cuerpo, entre otras cosas.

Los seguros de viajes, normalmente, cubren todas estas posibles situaciones y te permiten viajar más tranquilo por un bajo coste.

El seguro que yo utilizo siempre es IATI Seguros. Sin embargo, sea este o sea cualquier otro, es muy recomendable que se contrate antes de salir de viaje.

Si te interesa leer más sobre los seguros de viaje, te recomiendo que leas ¿Por qué debo contratar un seguro de viajes?

IATI Seguros


No pasa nada por viajar solo chicas

En este tipo de destinos, así como en el sudeste asiático, hay muchos prejuicios y creencias erróneas que detienen a muchos viajeros a conocer estos países tan hermosos.

Si bien es cierto que hay que tener cuidado en algunas cosas – como en cualquier país –, el sentido común será quien evite que estés en situaciones de riesgo.

En Marruecos, la gente es muy abierta con el extranjero en general. Siempre y cuando, el extranjero respete su cultura, religión, vestimenta y modo de ser, el marroquí será igual de respetuoso contigo.

Como en la mayoría de países, el viajar un grupo de chicas solas aumenta las posibilidades de conocer gente amable, de compartir risas, bromas, amores de viaje y planes inesperados.

Hay muchas personas que advierten a las señoritas a no salir a la calle de noche. En muchas ciudades de Marruecos y del mundo, hay más ambiente en las calles durante la noche que durante el día, sobre todo si es verano.

En ciudades como Marrakech, Fez o Chefchaouen, lo más que te podría pasar si caminas por las solitarias calles de la ciudad en la noche, será que te pierdas en sus laberínticas calles.

Este país vive prácticamente del turismo. La gente es muy amable y la mayoría de los marroquíes hablan francés y español, como mínimo, y muchos también hablan inglés.

A ellos les interesa tener sus calles libres de delincuentes que asusten al turista y no regresen más. Viajar en grupos de chicas no debe ser un impedimento para conocer un país como este.

Las precauciones que hay que tener son las mismas que tendrías que tener en Alemania, por ejemplo.


La propina es algo que se espera

Cuando compras algo en Marruecos, se espera dar una propina, sobre todo si se está pagando por un servicio y no un producto.

El mesero de turno, el taxista, el guía turístico, etc. esperan una propina por el servicio brindado. No cuesta nada dejarle 3 o 4 dírhams de más a la persona para complacerlo.

En las medinas de las ciudades es muy usual perderse para encontrar tu hotel, un restaurante o simplemente la salida del laberinto.

En esas ocasiones, es muy usual encontrarse con personas que se ofrecen, no sólo de decirte el camino, sino de llevarte ellos mismos hasta tu destino.

Está de más decir que estas personas esperan una ligera propina por haberte sacado de ahí – ¡y bien que se lo han ganado! –.

Dirhams

Dirhams


Moverse dentro de Marruecos

Las carreteras de Marruecos, no están especialmente cuidadas. No esperes encontrar autopistas de 3 carriles por cada sentido ni carreteras rectas y sin hoyos.

Salvo las carreteras que llevan a la capital, Rabat, y a Casablanca, el resto de carreteras – gran parte de ellas – son bastante modestas.

Alquilar un coche puede ser una buena opción aunque debes tener en cuenta que conducir de un sitio a otro puede llevar muchas horas.

A pesar de no haber demasiados kilómetros separando los puntos de interés, las carreteras en mal estado y llenas de curvas, subidas y bajadas, harán que 200 kilómetros los recorras en 4 horas.

El transporte público en Marruecos suele ser bastante bueno. De hecho, Marruecos cuenta con la mejor red ferroviaria de toda África.

Moverte en trenes puede ser una opción factible porque se conectan las ciudades principales. Hay trenes de primera clase que pueden resultar bastante cómodos. En esta web puedes consultar algunos precios y horarios de los trenes.

El problema de esto es que no se pueden comprar desde fuera de Marruecos y suele ser algo problemático reservar con tarjetas de crédito internacionales.

Sin embargo, la mayoría de las estaciones de tren están remodeladas, con lo que te encuentras con cómodas y modernas estaciones que ofrecen Wi-Fi gratis mientras esperas – lo cual puede ayudar muchísimo –.

Además, Marruecos también cuenta con una importante red de autobuses que yo no he probado aún pero he escuchado buenos comentarios.

Algo a tomar en cuenta es que, la mayoría de los autobuses suelen emprender el viaje cuando esté lleno el vehículo, ignorando totalmente el horario establecido e impreso en tu boleto.

De esta manera, si el autobús se llena antes de la hora establecida, se pone en marcha rumbo al destino y, en caso de que no esté lleno aún, se esperará hasta estarlo aun cuando la hora de salida ya haya pasado.

Otra forma de moverse por el país o la ciudad es alquilando una moto. Sí, igual que en Vietnam o Laos. Cada vez más, se está popularizando esta opción como transporte por lo barato, fácil de moverse y de estacionarse en casi cualquier sitio.

Red de trenes en Marruecos

Red de trenes en Marruecos


Internet en Marruecos

En este país existen muchas opciones para que no tengas que depender de contratar un plan de roaming con tu compañía telefónica y te salga tan caro como tu mismo boleto de avión.

Lo mejor para estas situaciones es comprarse una tarjeta SIM directamente ahí. Son muy fáciles de conseguir, pues prácticamente en cualquier supermercado o tienda, más o menos grande, las encontrarás. En particular, yo he utilizado una que se llama Maroc Telecom.

En mi viaje a Marruecos de casi tres semanas, utilicé esa compañía y me resultó bastante. Es la única que he probado pero no me decepcionó. Compré una tarjeta SIM con 5GB durante todo el viaje y me funcionó excelente. En ese entonces – abril 2014 – pagué unos 80 dírhams que equivalen a unos 8€ y no necesité más.

No obstante, hoy en día el uso del Wi-Fi está más que extendido y Marruecos cuenta con la mayoría de sus establecimientos con esta conexión. Seguro encontrarás en tu hotel, hostal o Riad,  y en casi cualquier restaurante al que vayas.


Tipo de enchufe para electricidad en Marruecos

La electricidad en Marruecos es de 220v. El tipo de enchufe que se utiliza es el mismo que en España y que en algunos países de Europa y son las clavijas tipo C y F.

En las habitaciones de los hoteles u hostales, no suele haber más de un enchufe. Con lo cual, te recomiendo que si llevas tu cámara, teléfono, iPod, Tablet, etc. lleves una extensión o enchufe múltiple para que puedas cargarlos todos a la vez.

Si te interesa saber sobre otros países que utilicen ese u otro tipo de enchufe, te recomiendo que leas Tipos de enchufe en el mundo.

Tipo de enchufe en Marruecos

Tipo de enchufe en Marruecos


Vacunas necesarias para viajar a Marruecos

Para viajar a Marruecos, no se necesita obligatoriamente ninguna vacuna en especial ya que no es un país de riesgo. Sin embargo, si te sientes más seguro, las vacunas que sí son recomendables son:

  • Hepatitis A
  • Hepatitis B
  • Tétanos-Difteria
  • Fiebre Tifoidea

Idiomas en Marruecos

Aquí cuentan con dos idiomas oficiales: el francés y el árabe. Sin embargo, muchísimos habitantes hablan bastante bien el español y el inglés, además del bereber.

En ciudades como Casablanca o Rabat, suele hablarse más el francés. Otras ciudades como puede ser Tánger, al estar tan cerca de España, suele escucharse hablar español muy a menudo.

Sin embargo, muchos habitantes suelen conocer palabras básicas en varios idiomas pues les sirve como primer contacto, para romper el hielo y por simpatía a la hora de entablar una conversación con un extranjero, especialmente si hay una posibilidad de venderte algo.


Costumbres en Marruecos

Marruecos es un país muy diferente al resto de países al que estamos habituados. Si bien es ciertos que tienen bastantes rasgos de la cultura occidental, hay algunas otras costumbres que pueden resultar diferentes y llamativas.

En Marruecos, es común utilizar tenedor y cuchillo para comer. Sin embargo, también es bastante usual que muchos habitantes utilicen sus manos para comer directamente del plato.

El café y, en especial el té, son bebidas sumamente usuales y se toman a todas horas. En la mayoría de los establecimientos, suelen recibir a los visitantes con una taza de té para darles la bienvenida y mantenerlos más tiempo en sus tiendas, lo que produce, normalmente, alguna que otra venta adicional.

El consumo de alcohol está prácticamente prohibido a sus habitantes. Muy pocas tiendas tienen autorización para vender cualquier tipo de bebida alcohólica y suelen encontrarse en las zonas más turísticas o en los mismos hoteles y, por supuesto, a precios muy elevados.

Si tienen pensado tomarse alguna copita después de una larga caminata por la ciudad, es mejor que lleven su botellita – o botellitas – desde casa si no quieren pagar 3 o 4 veces más del valor real de la botella.

Té Marroquí

Té Marroquí

Estas son sólo algunos datos útiles y consejos que aprendí durante las tres visitas que he hecho a Marruecos. Si quieres leer sobre uno de estos viajes, te recomiendo que leas Crónica de un viaje a Marruecos.


¿Qué te pareció este artículo? ¿Te ha resultado útil? ¿Ya viajaste a Marruecos? ¿Conoces algunos otros consejos para viajar a Marruecos? ¿Cómo fue tu experiencia? ¡Déjame tus comentarios y ayúdame compartiendo tus experiencias con otros viajeros! 

Si te gustó este artículo, te he ayudado y ahora quieres echarme una mano, puedes compartirlo haciendo clic en los botones (redes sociales) justo debajo. ¡Gracias!