¿Quieres saber cómo ir de Hat Yai a Penang? Para los mochileros que queremos cruzar la frontera entre Tailandia y Malasia por tierra, no es tan difícil como parece.

Muchos de nosotros, después de recorrer el norte del sudeste asiático, visitando países como Vietnam, Laos, Camboya, Myanmar y Tailandia, queremos seguir nuestra ruta hacia el sur para conocer Malasia, Singapur o Indonesia.

Para poder ir de Hat Yai, en el sur de Tailandia, hasta Penang, en el norte de Malasia, existen varias opciones.


Cómo ir de Hat Yai a Penang en Minivan

La opción más fácil, rápida, cómoda – pero también más cara – es la de ir en minivan.

En casi todos los Hostales de Hat Yai tendrás la opción de reservar el viaje desde ahí, con la comodidad de que te recogen en tu alojamiento, te llevan hasta la frontera de Tailandia, te esperan a que termines tus trámites migratorios para continuar el viaje hasta Penang.

Además, existen agencias de viajes regadas por toda la ciudad que también tienen este servicio.

El precio oscila entre los 400 y los 500 bahts ($12-15 USD), dura alrededor de 4 horas y los horarios suelen ser, casi siempre, a las 09:00, 12:00 y el último a las 15:00.

Aunque si lo compras por 12go.asia, están bastante más baratos.

Puedes buscar directamente desde aquí, para comparar precios:

Powered by 12Go Asia system

Minivan en Hat Yai

Minivan en Hat Yai


Cómo ir de Hat Yai a Penang en autobús público

Si estás viajando con un presupuesto ajustado, como lo hice yo, la opción más barata – aunque la menos cómoda también – es irte en autobús público.

Autobús de Hat Yai a Penang

Autobús para ir de Hat Yai a Penang

Este autobús sale desde el centro de la ciudad de Hat Yai, justo enfrente de la famosa clock tower o torre del reloj, sobre la calle Thanon Nipatsongkrew.

El primer autobús sale a las 6am, el último sale a las 8pm. El problema de este autobús es que nadie me supo decir cuál es su frecuencia.

Por experimentar, me quedé esperando casi 1 hora en la torre del reloj y nunca pasó. Sin embargo, al día siguiente, mientras pasaba por ahí para visitar el mercado que está en frente, vi que pasaba el autobús y alcancé a tomarle una foto con el celular (la de arriba).

Clock Tower en Hat Yai

Clock Tower desde donde salen los autobuses

El precio del autobús para ir de Hat Yai a Penang es de 44 bahts ($1,37 USD) y toma una hora y media, aproximadamente, para dejarte en la ciudad fronteriza de Padang Besar, para que hagas los trámites correspondientes y continúes hasta Penang.

El autobús te dejará en la ciudad fronteriza de Padang Besar, donde deberás salir de la estación y caminar hacia la frontera.

Tendrás que hacer los trámites correspondientes y, una vez del lado de Malasia, buscar la estación de autobuses que se encuentra al lado de la frontera, y comprar un boleto hasta Penang.


 Cómo ir de Hat Yai a Penang en tren (la mejor opción)

La mejor opción de todas, sin duda alguna, es irte en tren. No solo porque viajar en tren en los países del sudeste asiático es una experiencia única y que se debe vivir al menos una vez en tu viaje.

Pero también porque hay unos horarios bien estipulados y que te dan la seguridad de que saldrán a esa hora – o un poquito más tarde, si se llegara a retrasar -.

Con la ventaja de que no tienes que quedarte esperando en un sitio sin saber si acaba de pasar el autobús y lo perdiste o si ya casi va a pasar y tú ya te estás yendo de ahí porque te hartaste.

Estación de tren de Hat Yai

Estación de tren de Hat Yai

El precio para ir de Hat Yai a Penang en tren es de 70 bahts ($2,19 USD) y solamente hay dos horarios al día: a las 07:30 y a las 13:00.

El tren es el medio que yo utilicé para cruzar la frontera entre Tailandia y Malasia porque es incluso más rápido que el autobús, pues solamente demora unos 50 minutos en llegar hasta la ciudad fronteriza de Padang Besar.

Yo llegué a las 06:45 a la estación para comprar el boleto y no hubo ningún problema. De hecho, el tren iba bastante vacío porque era temporada baja.

Sin embargo, si tú estás pensando en ir de Hat Yai a Penang en temporada alta, tal vez convenga que vayas un par de días antes a la estación a comprar tu boleto.

Estación de tren de Hat Yai

Esperando el tren

El tren salió a las 07:30 en punto. El trayecto fue bastante cómodo aunque el aire acondicionado iba a tope – como es habitual en estos países -.


Cómo cruzar la frontera entre Tailandia y Malasia

Una vez llegas a la ciudad fronteriza de Pedang Besar, todo es facilísimo. El control migratorio, tanto de Tailandia como de Malasia, está ahí mismo dentro de la estación. Con lo cual, no hace falta caminar a ninguna parte y es imposible perderse.

Al bajarse del tren, una persona irá diciéndole a los pasajeros por cuál de las dos filas irse. A los tailandeses y los malayos los ponen en una fila y a los extranjeros en otra.

Será tan fácil como enseñar tu pasaporte junto con la hoja de salida de Tailandia, la cual te dan en el momento en que entras al país y que es muy importante que la guardes durante toda tu estancia y no la pierdas.

Si cumples con estos dos requisitos muy básicos, te sellarán la salida del país sin ningún problema y este trámite quedará hecho en un par de minutos.

El paso siguiente es caminar por el único camino que existe, dentro del mismo edificio. Tendrás que pasar un control de revisión de tu mochila y equipaje por una banda transportadora, como en los aeropuertos y listo, llegaste al control de Malasia.

Aquí, lo único que tendrás que enseñar es tu pasaporte. Al igual casi todos los países del mundo, los países hispanohablantes tenemos derecho de entrada gratuita a Malasia

Sí, leíste bien. Gratuita. No tenemos que pagar absolutamente nada por un visado de turista – ¡ojo! si quieres trabajar, sí se necesita -.

Solamente 11 países en todo el mundo necesitan visa para entrar en Malasia. Si quieres ver cuáles son, entra AQUÍ.

Una vez enseñas tu pasaporte, a mí me preguntaron cuántos días iba a estar en Malasia, dije 1 mes, me sellaron el pasaporte y listo.

¡Bienvenido a Malasia!

La visa de Malasia dentro del rectángulo azul


Cómo ir de Padang Besar a Penang

Una vez pasaste el control y ya estás del lado de Malasia, lo único que hay que hacer es subir las escaleras para comprar tu siguiente boleto de tren.

Solamente hay unas escaleras y un camino, así que no te perderás. Cualquier duda que tengas, los policías y los empleados de la estación hablan inglés, así que podrás preguntarles sin problema.

El precio del boleto del tren son 11,40 ringgit ($2,88 USD). Si no tienes ringgit malayo, puedes pagar con baht tailandés.

Además, si necesitas cambiar de una vez todos tus bahts por la moneda de Malasia, lo puedes hacer en la misma estación, que cuenta con una casa de cambio.

Recuerda que en Malasia hay una hora más que en Tailandia.

Dentro de la estación hay varias tiendas que venden comida y bebida variada y, en todas, aceptan bahts o ringgits.

Estación de tren de Padang Besar

Esperando el tren en Padang Besar, Malasia

El tren que me llevaría a Butterworth tardó, aproximadamente, 1 hora en llegar. Butterworth es una especie de continuación de Penang que se encuentra ubicado dentro del continente.

Penang, al ser una isla, el tren no llega hasta ahí, pero te deja en Butterworth, justo al lado del puerto del ferry que te cruzará hasta Penang por un precio de risa.

El trayecto tarda aproximadamente 2 horas y va haciendo varias paradas por el camino. La última parada es la que nos interesa, así que no te tienes que bajar en ninguna estación antes. En el tren hay módulos que dicen cuántas faltan para llegar a Butterworth, así que te puedes ir guiando.

Una vez llegaste a Butterworth, avisan por la bocina que has llegado a la última estación y todos se salen del tren. Hay que seguir a todo mundo porque todos van hacia la salida.

Llega un punto en el que te encontrarás un montón de taxistas ofreciéndote sus servicios para llevarte hasta Penang por $20 o 30 USD. ¡No les hagas caso!

Probablemente te dirán que el ferry ya no está funcionando o que es muy caro, pero es mentira para captar clientes.

Justo en ese lugar donde aguardan los taxistas, tienes la opción de ir a la derecha o a la izquierda. Tú debes ir a la izquierda hacia una mini estación de autobuses que te llevarán hasta donde se aborda el ferry ¡Gratis!

Hay letreros que te guían hasta el autobús, así que no es difícil perderse.

Autobús al ferry Butterworth

Indicaciones para el autobús gratuito que lleva hasta el ferry

El autobús tarda menos de 5 minutos en dejarte en la puerta para comprar los boletos para el ferry. Tendrás que hacer una pequeña cola de espera y comprar tu boleto.

El precio del ferry es de risa. Tan solo cuesta 1,20 ringgit ($0,30 USD). Además, solo te cobran el trayecto de Butterworth a Penang. ¡La vuelta es gratuita!

La frecuencia del ferry depende mucho de la hora que sea. Por la mañana hay ferry cada 20 minutos. Sin embargo, por la tarde, la frecuencia baja bastante. Yo tuve que esperar unos 45 minutos hasta que el siguiente ferry salió y eran las 15:00 más o menos.

El trayecto del ferry de Butterworth hasta Penang es rapidísimo – unos 20 minutos –  y el paseo es bastante agradable y con unas buenas vistas hacia la isla.

Ir de Hat Yai a Penang

La gente viendo la isla de Penang desde el ferry

¡Llegaste!

Facilísimo, ¿no?

Este fue el trayecto que yo hice y no se me hizo para nada pesado. Al contrario, me encantó haberme metido en esos trenes en donde yo era el único turista y pude vivir un poco del día a día de la gente local.

¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros de viaje solo por ser lector de Soy Mochilero. Haz clic en el link anterior donde te explico cómo obtenerlo.


¿Qué te pareció este artículo? ¿Te ha resultado útil? ¿Tú ya cruzaste la frontera entre Tailandia y Malasia? ¿Conoces alguna otra forma para ir de Hat Yai a Penang? ¿Cómo fue tu experiencia? ¡Déjame tus comentarios y ayúdame compartiendo tus experiencias con otros viajeros!

* Algunos de las páginas que mencioné arriba contienen link de afiliados. Es posible que adquiera alguna comisión o bonificación de alguna forma sin ningún coste extra para ti. Sin embargo, te aseguro que jamás mencionaré aplicaciones y productos que no haya usado antes y que no recomiende. Las uso porque son buenas y, como son buenas, las recomiendo.

Si te gustó este artículo, te he ayudado y ahora quieres echarme una mano, puedes compartirlo haciendo clic en los botones (redes sociales) justo debajo. ¡Gracias!