¿Estás pensando en visitar Cuetzalan? ¡Entonces sigue leyendo, porque aquí te voy a contar todo lo que hay qué ver y hacer en Cuetzalan!

Ubicado en el norte de la sierra de Puebla, a unos 175km de la capital, se encuentra el pueblo de Cuetzalan del Progreso, entre montes y montañas.

La neblina que invade el pueblo todas las mañanas, la arquitectura colonial, el café, sus calles empedradas, los voladores, su cultura indígena, sus casas coloridas y sus tradiciones nahuas hacen que éste sea un lugar que puede enamorar.

Si estás pensando en visitar Cuetzalan, te recomiendo algunas actividades para que descubras todos los secretos que oculta este pueblo lleno de magia y misterio.


Prueba su delicioso café

Café de Cuetzalan

Granos de café de Cuetzalan

La Sierra Norte del Estado de Puebla es famosa, principalmente, por la calidad de su café y sus cafetales y Cuetzalan no es la excepción. Al ser uno de los mayores centros turísticos del Estado, naturalmente se puede encontrar este producto, delicioso y a muy buen precio.

No importa que compres una taza de café o prefieras comprarlo en grano o molido, es exquisito.

Tomarte un aromático café al estilo tradicional mientras te sientas en alguna de las terrazas del centro histórico y observas el ambiente, es una de las mejores cosas que se pueden hacer en Cuetzalan.


Entra a la Casa de la Cultura

Casa de Cultura Cuetzalan

Casa de Cultura en Cuetzalan

Si lo que quieres es conocer la increíble riqueza cultural de toda la región, visitar la Casa de la Cultura de Cueztalan es una buena opción.

Este lugar es la sede del Museo Etnográfico Calmahuistic, el cual está dividido en tres salas con una gran variedad de objetos valiosos de culturas que habitaron en esta región.

Entre estos objetos, verás muchos tipos de trajes típicos, artesanías, telares de cintura, fotografías, piezas arqueológicas, etc. además de que, la mayoría de los objetos que verás aquí provienen de las zonas de Hueyapan, Yohualinchan y Cuetzalan.


Visita la Iglesia de los Jarritos

qué ver y hacer en Cuetzalan Iglesia de los Jarritos

Iglesia de los Jarritos en Cuetzalan

En realidad, el nombre oficial es Santuario de Guadalupe, pero se le conoce popularmente como la Iglesia de los Jarritos.

Ubicada en el mismo lugar que el panteón de la ciudad, su diseño está inspirado en la mismísima Basílica de Lourdes, ubicada en Francia.

Además de estar ubicada en la cima de la ciudad, su arquitectura de estilo neogótico hace que se distinga del resto de iglesias y construcciones de la ciudad.


Compra un souvenir en el Mercado de Artesanías Matachiuj

Qué ver y hacer en Cuetzalan Mercado Artesanías

Mercado Artesanías en Cuetzalan

Este mercado es, sin duda alguna, el más bonito de la ciudad.

Está ubicado en la calle Miguel Alvarado Ávila, casi enfrente de la Casa de la Cultura, y aquí podrás conseguir todo tipo de artesanías y a muy buen precio: desde rebozoshuipiles quexquémitl, hasta blusas, bolsos y morrales de muchos materiales.


Prueba la Yolixpa

Qué ver y hacer en Cuetzalan Yolixpa

Yolixpa

Si estás de visita en Cuetzalan, entonces deber probar la Yolixpa. Ésta es una bebida autóctona de la región y es representativa del arte tanto culinario como medicinal indígena de Cuetzalan.

La bebida esta hecha a base de agua, aguardiente y una mezcla de entre 20 y 30 hierbas aromáticas, entre las que destacan la menta, la salvia y la hierbabuena.

Su uso comenzó como remedio para calentar el cuerpo ante el intenso frío de la sierra. Sin embargo, hoy en día es más bien utilizado como bajativo o digestivo en los restaurantes y otros establecimientos.


Disfruta de su gastronomía

Qué ver y hacer en Cuetzalan Tlayoyos

Tlayoyos en Cuetzalan

Cuetzalan del Progreso tiene una gran variedad de platillos de origen indígena, además de otros que, a lo largo del tiempo, se han fusionado con ingredientes y recetas españolas y que se convirtieron en auténticas obras del arte culinario de la región.

Uno de los platillos más característicos y más ricos de Cuetzalan son los tlayoyos, los cuales son unos antojitos que se preparan con una masa de alberjones cocidos, chile verde y hojas de aguacate. Todo esto se fríe en manteca y se aderezan con queso y diferentes salsas picantes.

Además, debido a la humedad y la altura a la que se encuentra Cuetzalan, existe una gran variedad de hongos y los lugareños los usan para la elaboración de diferentes sopas, caldos y otras delicias.


Visita su tianguis dominical

Qué ver y hacer en Cuetzalan bordados

Indígena vendiendo sus bordados en el tianguis dominical

Debido a la manera en que Cuetzalan conserva su identidad indígena como lo hacen sólo unos cuantos lugares en México, se ha ganado la incorporación al sistema de Pueblos Mágicos.

Uno de esas muestras de conservación de la cultura indígena es su tianguis que se establece semanalmente en domingo. Ésta es una espléndida manifestación prehispánica que sucede en el centro de la ciudad.

Aquí, la gente va vestida de igual manera que como lo hacían los primeros indígenas que se reunían hace cientos de años para vender o intercambiar sus productos.

La exposición de flores, bordados, huaraches, fruta, artesanías, carnes y otros productos, mientras los voladores llevan a cabo su ancestral ritual, nos trasladan al México precolombino.


Conoce la Zona Arqueológica de Yohualichan

Qué ver y hacer en Cuetzalan Yohualichan

Zona arqueológica de Yohualichan

Yohualichan es un asentamiento prehispánico que se encuentra ubicado a 9 km. de Cuetzalan del Progreso. Este lugar fue levantado, tanto por los otomíes como por los totonacas, alrededor del siglo II D.C.

Se piensa que los fundadores de esta zona arqueológica llegaron desde El Tajín, en Veracruz, en donde alcanzó su esplendor entre los siglos VI-VIII hasta que fueron invadidos por los toltecas.


Aprecia el ritual de los voladores de Cuetzalan

Qué ver y hacer en Cuetzalan Voladores

Voladores de Cuetzalan

En el centro de la ciudad de Cuetzalan, justo enfrente de la Parroquia de San Francisco, verás que hay un tronco de unos 30 metros de altura. Aquí, hace cientos de años, los indígenas danzaban para pedirles una buena cosecha a los dioses.

Al tronco se suben 5 personas que danzarán para los dioses: cuatro personas representan a los puntos cardinales y una quinta que personifica al sol.

Conforme van cayendo, irán dando vueltas hasta alcanzar 13 en total, 52 vueltas entre los cuatro, que simbolizan la aparición de un nuevo sol.

Sin duda alguna, es un ritual que vale muchísimo la pena de ver.


Recorre sus hermosas calles

Qué ver y hacer en Cuetzalan Voladores

Calles de Cuetzalan

Caminar por las hermosas calles que esconde Cuetzalan es otro atractivo increíble.

El poder recorrerlas y perderte mientras observas la arquitectura colonial, la gente vestida con la ropa tradicional y los empedrados callejones, es algo que sólo un pueblo como éste puede ofrecer.


¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros de viaje solo por ser lector de Soy Mochilero. Haz clic en el link anterior donde te explico cómo obtenerlo.


¿Qué te pareció esta información? ¿Tú ya visitaste Cuetzalan? ¿Se te ocurre algo más qué ver y hacer en Cuetzalan? ¿Cómo fue tu experiencia? Déjame tus comentarios para poder compartir tu experiencia con otros mochileros como tú.

Si te gustó este artículo, te he ayudado y ahora quieres echarme una mano, puedes compartirlo haciendo clic en los botones (redes sociales) justo debajo. ¡Gracias!