El poder trabajar en un crucero es una experiencia muy recomendable para hacer al menos una vez en la vida.

Sin embargo, puede ser el sueño de unos y la pesadilla de otros. Si te gustaría encontrar un trabajo que te permita viajar, te recomiendo también que leas Cómo Trabajar y Viajar al Mismo Tiempo.

Trabajar a bordo de un crucero es un poco diferente al resto de trabajos que te permiten viajar. Es un trabajo en el cual el mar siempre está presente, donde estás en un “resort flotante” que lo tiene todo y, prácticamente, no hace falta que te bajes de él.

En este artículo, te contaré un poco sobre cómo trabajar en un crucero, qué tipos de puestos de trabajo hay, cómo acceder a ellos, requisitos, datos interesantes y algunas empresas que buscan constantemente empleados para trabajar en sus barcos.

Como todos los trabajos del mundo, trabajar en un crucero tiene sus pros y sus contras. Cuando trabajas en un crucero, no hay duda de que vas a estar viajando. Sin embargo, no idealices este tipo de empleo porque suelen ser bastante pesados.


¿Cómo es trabajar a bordo de un crucero?

Trabajar en un crucero

Trabajar en un crucero

Trabajar a bordo de uno de estos súper barcos te permitirá ahorrar. Sí. Es un trabajo en que el vives en el barco durante meses.

En donde te dan alojamiento y comida durante toda tu estancia y, además, recibes un sueldo que prácticamente va directo a tu cuenta de ahorros porque no hay gastos – en teoría – a bordo.

Dicho esto, es necesario que sepas que, trabajar en un barco, no es para todo el mundo.

No es un trabajo fácil. Al contrario, es un trabajo en donde no ves tierra durante varios días o semanas.

En donde no verás a tus familiares en meses, puesto que tu trabajo te permitirá 1 o 2 días máximos de descanso en cada puerto que se hace parada.

Y, si eres de las personas que no les gusta compartir una habitación, entonces tampoco es tu trabajo ideal porque los camarotes para empleados, suelen ser para dos o más personas lo que hace que tu espacio “personal” sea bastante reducido.

Pero, ¡no te asustes! Obviamente hay muchas cosas positivas de trabajar en un barco, por eso hay gente que trabaja ahí. Si fueran puras cosas negativas, nadie lo haría.

La satisfacción de llegar a una isla nueva, de poder bajar del barco e ir a nadar en el mar, de recorrer las callejuelas, de comer la comida local de la isla, etc.

Además, en un crucero hay diversión por todas partes: variedad de espectáculos a todas horas, piscinas de todos los tamaños y formas, canchas de fútbol, basquetbol y demás, gente de todas partes del mundo predispuestos a pasar unas excelentes vacaciones y, además, viajarás mucho.


Requisitos para trabajar en un crucero

Dependiendo de la compañía para la que estés aplicando, los destinos a los que viaja y la duración del contrato, variarán los requisitos para poder trabajar. Sin embargo, la mayoría de las compañías coinciden en los siguientes requisitos:

  • Disponibilidad: Primero lo primero, a la hora de tener tu primera entrevista para trabajar en un barco, te van a preguntar – y exigir – si tienes disponibilidad para trabajar ahí. Dependiendo el trayecto, será la disponibilidad que soliciten pero, hasta donde yo sé, ninguno de pedirá menos de 6 meses. Es decir, el contrato laboral de un crucero suele ser mínimo 6 meses de estar viajando, aunque hay de más, por supuesto.
  • Idiomas: Dependiendo de cuál sea tu puesto de trabajo, serán los idiomas y el nivel de estos que te exijan. Como mínimo, te pedirán un nivel aceptable de inglés, aunque si tu trabajo será estar cara a cara con el cliente, te pedirán un nivel alto y, probablemente, otros idiomas como francés, alemán, italiano, chino, español, etc.
  • Experiencia: Para algunos puestos determinados, te pedirán experiencia laboral previa aunque no necesariamente a bordo de otros cruceros.
  • Trabajar bajo presión: Aunque no es un requisito que determinará si te contratan o no, es más bien una recomendación que sepas gestionar situaciones de presión, estrés e incomodidad en espacios reducidos.
  • Exámenes médicos: Te harán diferentes pruebas y exámenes médicos que tendrás que pasar satisfactoriamente. Cada compañía te indicará dónde y cómo hacerte los exámenes necesarios para que trabajes con ellos.
  • Visa C1/D: Una vez has sido seleccionado para poder trabajar a bordo de uno de estos cruceros, tendrás que tramitar este visado. Para esto, he creado un post muy completo sobre Cómo Tramitar la Visa C1/D para Trabajar en Cruceros.
  • Formación: Estos cursos los ofrecen las mismas compañías de cruceros. Aquí se tratarán todos los temas sobre cruceros – desde protocolos para saludar a un cliente, hasta protocolos de emergencia –.

¿Qué empleos hay en un crucero?

Trabajar en un crucero

Trabajar en un crucero

Hay muchísimos empleos que puedes encontrar y aplicar en un crucero.

Por solo mencionar algunos, encontrarás desde músicos, azafatas, cocineros, meseros, masajistas, limpiadores, educadores, animadores, personal trainers, fotógrafos, niñeras, mozos, tripulantes, socorristas, técnicos, electricistas, seguridad, entre muchos otros puestos que se necesitan para formar una gran tripulación.

¿Cuánto se gana como tripulante de un crucero?

Evidentemente, el salario va a variar en función de tu jerarquía en el organigrama del navío, de las responsabilidades del puesto, de la duración del contrato, de los días de descanso, entre otras cosas. Sin embargo, te dejo aquí unos sueldos promedio, en dólares, en función del puesto:

  • Oficiales: Al ser de los puestos de mayor responsabilidad, también son de los mejor pagados. Los salarios varían según su experiencia y posición.
  1. Capitán – entre $6,000 y $10,000 al mes.
  2. Ayudante de capitán – entre $5,000 y $7,000 al mes.
  3. Primer oficial – entre $4,000 y $5,000 al mes.
  • Profesionales encargados del mantenimiento y del buen funcionamiento del barco.
  1. Oficial de seguridad – entre $2,500 y $3,500 al mes.
  2. Mantenimiento – entre $1,800 y $2,500 al mes.
  3. Ayudante de mantenimiento – entre $1,500 y $1,800 al mes
  4. Ingeniero jefe – entre $5,500 y $8,500 al mes.
  5. Electricista jefe – entre $3,000 y $4,000 al mes.
  6. Electricista – entre $2,000 y $2,400 al mes.
  7. Fontanero – entre $1,600 y $2,400 al mes.
  • Otros tripulantes

Un número muy alto de los tripulantes contratados en un crucero son personas que trabajan en la cocina y, en esta, las posiciones son sumamente variadas, así como su nivel de inglés y formación en general. Así mismo, los sueldos son muy variados también, por ejemplo:

  1. Chef – mínimo $4,000 al mes.
  2. Sous chef ejecutivo – mínimo $3,800 al mes.
  3. Sous chef – mínimo $3,400 al mes.
  4. Primer cocinero – unos $2,000 al mes.
  5. Segundo cocinero – entre $1,600 y $1,900 al mes.
  6. Tercer cocinero – mínimo $1,400 al mes.
  7. Personal básico de cocina – entre $900 y $1,200 al mes.
  8. Personal de limpieza de cocina – entre $500 y $600 al mes.
  9. Gerente de tiendas – mínimo $2,200 al mes.
  10. Vendedor de tienda – mínimo $1,400 al mes.
  • Tripulantes que su salario está compuesto de propinas

Estos tripulantes trabajan directamente con los clientes y uno de los requisitos es que tengan un nivel alto de inglés, entre otras habilidades interpersonales. Normalmente, para poder obtener uno de estos puestos, se requiere experiencia previa en  puestos similares, aunque no haya sido en cruceros.

A continuación, te muestro una lista con ejemplos de estos trabajos y con un promedio de su salario con propinas – esto varía enormemente según el barco y el recorrido –.

  1. Barman – entre $1,500 y $3,000 al mes.
  2. Mesero del bar – entre $1,000 y $2,500 al mes.
  3. Mesero/camarero de comedor – entre $2,500 y $4,000 al mes.
  4. Asistente de mesero de comedor – entre $1,500 y $3,000 al mes.

Compañías para trabajar en un crucero

Trabajar en un crucero

Para poder encontrar trabajo en este sector, lo más fácil y adecuado es que vayas directo a las grandes compañías navieras. Es por esto que aquí te he puesto una lista de algunas compañías y sus páginas para encontrar ofertas de trabajo en cruceros:

Trabajar viajando en este sector, con buen salario que va directo al ahorro, puede ser el sueño de muchos y la pesadilla de otros. Investiga bien si es una experiencia para ti y, si así lo consideras, ¡A viajar!


Si te gustó este artículo, te he ayudado y ahora quieres echarme una mano, puedes compartirlo haciendo clic en los botones (redes sociales) justo debajo. ¡Gracias!